Esa rubia debilidad

Posted on 10 julio, 2007. Filed under: Entretenimiento |

Las morochas quedaran para otro momento…

Década del sesenta: Brigitte Bardot



Felino francés de sutiles y letales movimientos, BB como le decían sus amigos, no era una bomba sexual, mas bien todo lo contrario. Tenía una técnica especial: sus silencios y miradas iban tejiendo una tela pegajosa donde todos los incautos quedaban atrapados.
Comenzó desde pequeña de la mano del director Roger Vadim, con quien se casó a los 18 años. Antes de la boda, por la negativa de sus padres, intentó suicidarse. Fue el primero de una larga serie de coqueteos con la muerte.
Vadim la hizo debutar en Et dieu crea la femme, 1956 interpretando a una adolescente que daba una imagen ingenua y, en realidad, jugaba con los hombres todo el tiempo. Ellos, se enfurecían con su conducta histérica y a ella le encantaba.
La mayoría de las películas de Vadim, la presentaba así, como una mujer que se manejaba sexualmente como un hombre, abandonando a sus presas una vez que habían pasado por su cama.

La verdadera explosión Bardot ocurrió en la década del sesenta, donde hasta los americanos siempre metidos en su burbuja, empezaron a mirar embobados hacia Francia.
Cuando cumplió 26 años se produjo su intento de suicidio más notorio. Se había cortado las venas y tomado un frasco entero de pastillas. La prensa cubrió su caso ampliamente.

Jean Luc Godard, uno de los más prestigiosos directores de la nueva ola francesa, la hizo brillar en Le Mepris, 1963, donde se enroscaba en oscilantes diálogos con su marido, ya sea semidesnuda en su cuarto o paseando con las espectaculares islas griegas de fondo.

Bardot se dio el gusto, también de desarrollar una carrera paralela como cantante, cuyos discos, hoy día son considerados de culto. A punto de cumplir los 40 decretó su suicidio cinematográfico, retirándose del medio para siempre.

Década del setenta: Farrah Fawcett



Muñeca Barbie de verdad, de sonrisa kilométrica e increíbles piernas tejanas, Farrah (su nombre real era Ferrah) a diferencia de otras diosas rubias, impuso su dominio desde la caja de rayos catódicos. Inició su carrera participando en pequeños roles en incontables capítulos de series de TV hasta que, de la mano de Aaron Speling, el mítico productor, fue transformada en ángel.

Sus aventuras en Los ángeles de Charlie duraron solo tres temporadas, siendo reemplazada por Cheryl Ladd. Los fanáticos de la serie nunca se repusieron de esa pérdida, pero al menos pudieron conformarse con el póster que se vendía por aquellos días donde Farrah encajaba perfectamente en un bikini rojo, del cual se calcula, se vendieron 12 millones de copias.

Casada con otra estrella televisiva, Lee Majors, adhirió a su nombre el de su marido y participó en varios episodios de en El hombre nuclear, otra serie top de la época. Tiempo mas tarde, llegaría el divorcio y el comienzo de una duradera relación con otro actor rubio: Ryan O’Neal.

El cine de ciencia ficción disfrutó de su presencia en Logan’s Run, 1976 que luego se convirtió en serie y Saturn 3,1980, película que registra su único desnudo (parcial)
Consiguió un premio Emmy en 1984 con el telefilm The burning bed, donde demostró que no era solo una cara bonita. Tuvo una tardía pero exitosa aparición en la revista Playboy en 1995, que fue record de ventas.

Década del ochenta: Kim Basinger



Imposible despegar su nombre del striptease que la puso en el centro de la escena. Sus movimientos detrás de la persiana americana con el tema de Joe Cocker de fondo, son el pseudo videoclip dentro de la película que cada hombre que haya visto lo guarda en un lugar especial de su memoria.

9 1/2 Weeks, 1986 fue el símbolo de una época, colocando no solo a Basinger como nueva figura a quien adorar, sino también convirtió a su parteneir (el ahora decadente Mickey Rourke) en divo.

Kim Basinger empezó como modelo y haciendo breves apariciones en películas de bajo presupuesto. Su primer gran envión lo disfrutó en 1983, cuando convertida en chica Bond, acompaño al ya veterano Sean Conery en Never say never again, 1983. Inmediatamente la revista Playboy le ofreció posar por un importante contrato. El resto es historia, Basinger se consolidó como el estereotipo de la mujer rubia del momento y las ofertas se hicieron cada vez mejores. Se casó con el actor Alec Baldwin con el que tuvo una hija y luego una encarnizada pelea por su tenencia.

Otros roles interesantes incluyen a Vicki Vale, la periodista fascinada por el misterioso encapotado en Batman, 1989 y la delicada actuación como Lynn Bracken que le valió un premio Oscar por en L. A. Confidential, 1997.

Década del noventa: Pamela Anderson



Salvaje, guarra, desinhibida, rubia no natural y rellena de siliconas. Fue el referente de un tiempo en que pasar por el cirujano se hizo tan natural como ir al supermercado.
En su Canadá natal, cuenta la leyenda que, como asistente a un estadio, fue descubierta por la cámara que se detuvo por unos segundos en ella. Su imagen en la pantalla gigante enloqueció a la multitud de tal manera que Pamela fue llevada hasta el centro del campo para ser aplaudida. Más tarde, su sonrisa en una publicidad adornó todos los bares canadienses.
Como ninguna rubia antes, saturó una y otra vez las paginas de Playboy. Se consolidó en la cima de manera contundente como C.J. Parker, en la serie Baywatch, donde corría sobre la arena dorada balanceando sus atributos y emergía de entre las olas como una sirena sedienta de sexo.

Su vida privada fue una montaña rusa de escándalos, excesos, violencia doméstica y breves períodos de calma. Sus casamientos y separaciones con el inestable rockero Tommy Lee, le dieron de comer a cuanto paparazzi hambriento rondaba por las inmediaciones. El famoso video, supuestamente robado de la casa de Pamela, fue uno de sus más grandes sucesos. Porque en las imágenes de la luna de miel con Tommy se probaba lo que todo el mundo intuía: Pamela era una maquina sexual las 24 horas del día.

Primera década del siglo XXI: ¿?
Todavía queda un tiempo para que la década termine. Mientras tanto, queda abierto el debate sobre qué rubia será la merecedora de tan importante distinción.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: