Perder el miedo

Posted on 7 febrero, 2008. Filed under: ¿? |

Dentro de las características del ser humano, algunas de las más complejas están relacionadas con la manera de comunicarse o “sociabilizarse”.

Desde muy pequeños, algunos de nosotros, podemos encontrar el difícil obstáculo de entablar una conversación con los demás. También puede hacerse cuesta arriba la integración a un grupo. Desde el momento que nos acercamos para jugar o para pedir un camioncito o una muñeca, cada uno de esos momentos nos puede resultar algo sencillo o un escollo imposible de superar.

La dificultad para enfrentar esas situaciones, puede influir en nuestra etapa adulta. La manera en que logramos relacionarnos tiene una importante base en nuestros primeros años de vida y eso puede marcarnos de manera positiva o negativa.

El amor

Acercarnos a esa persona que nos genera ese cosquilleo tan especial, a veces no es tarea sencilla. Se nos puede trabar la lengua, podemos quedarnos sin palabras o mirar a sus ojos, mientras nuestro cuerpo se transforma en una gelatina que no para de temblar.

Esos síntomas pueden describir un gran “metejón” o el comienzo de un gran amor. En estos casos, los nervios son un síntoma claro de nuestras sensaciones, ansiedades y deseos.

Si esto nos ocurre habitualmente, deberemos encontrar la mejor manera para llegar a la persona que nos interesa, sin desmayarnos en el intento. En ocasiones, puede ser más sencillo llegar al otro en grupo, o con un amigo que nos ayude a superar el primer escalón. De esta manera podemos sentir una mayor “protección”.

Si inevitablemente el contacto debe producirse cara a cara, uno a uno, entonces habrá que juntar el valor y tratar de buscar lo antes posible el tema de conversación que nos permita romper el hielo, de manera que no perdamos en los primeros minutos, la oportunidad de conocer a una persona que nos interesa.

Detrás del teclado

Podemos esconder nuestros miedos detrás de la pantalla, como una moderna forma de disimular todas esas cosas que nos hacen sentir inseguros.

La era de internet nos trae un profundo cambio en la manera de la comunicación, y modifica la forma en que se relacionan las personas.

Como en una moderna fiesta de disfraces, podemos llevar cada noche nuestra mejor máscara o el traje más hermoso a una sala de chat. Es posible ponernos el más delicado antifaz detrás de un mensajero electrónico. Pero no debemos olvidar, que en cada caso, tenemos la inmejorable posibilidad de elegir mostrarnos tal cual somos.

Muchas veces, la inseguridad sobre nosotros mismos, nos lleva a no aceptarnos como somos. Partiendo de esa base, es mucho más complicado poder mostrarnos ante los demás. Primero debemos aprender a controlar nuestros temores, para ser más libres y poder relacionarnos mejor con los demás.

Siempre debemos recordar que la persona que se encuentra del otro lado de la pantalla es real. Podrá contarnos su vida completa o solamente darnos algunas pinceladas de su personalidad, pero siempre estaremos dialogando con otro ser, que lleva consigo sus alegría y sufrimientos. Una persona completa, que también alberga temores y frustraciones, pero que si se mantiene del otro lado, hablando con nosotros, es porque le interesa ese diálogo. De lo contrario podría hacer cualquier otra cosa o elegir a otra persona para hablar.

Es muy importante tener en cuenta este tema. Especialmente todas aquellas personas que sienten que no tienen nada interesante que decir, o que los demás no se pierden nada si no los conocen.

Todos tenemos una historia que contar y siempre hay alguien que tiene el deseo de escucharnos. En algunos casos esto puede ser el comienzo de una hermosa relación.

Las barreras del idioma

Si hablando el mismo idioma, en ocasiones se hace muy complicado llegar a un buen puerto. Intentar llegar hasta una persona que no maneja nuestro mismo lenguaje, puede parecer más complicado que subir el Aconcagua.

Sin embargo, hay personas que logran comunicarse y hacerse entender, más allá de todas las dificultades que aparecen en su camino.

Muchos creen que el lenguaje del amor es universal y que cuando dos personas realmente desean comunicarse, siempre encuentran la manera.

La diferencia de edad

Si bien la diferencia de edad no es un impedimento para comenzar una relación, puede ser algo que intimide a algunas personas. En otros casos, podemos encontrar mujeres u hombres que buscan específicamente que su pareja tenga muchos más años de diferencia.

En los casos que una persona se encuentra atraída por otra, varios años mayor, puede existir cierto respeto, que puede actuar como un efecto limitante. Especialmente por ciertos aspectos culturales, que se llevan impregnados, conciente o inconcientemente.

Cuando se decide formar una pareja, hay que tener en cuenta que es un juego de dos. Por tal motivo si hay acuerdo entre las personas que se aman, no hay nada que objetar.

Superando el temor al fracaso

Podemos aprender a convivir con nuestras limitaciones, pero nunca debemos acostumbrarnos a nuestros miedos. Es fundamental comprender las cosas que nos hacen bien y las que nos hacen mal. No podemos dejar de lado la manera en la que nos sentimos más cómodos, a la hora de manejar nuestras relaciones. Pero tampoco podemos vivir una vida dentro de un baúl, desconociendo las maravillas y las pesadillas del mundo real. Todo es parte del juego y nosotros estamos dentro.

Inevitablemente debemos arremangarnos y jugar el juego que nos propone la vida. Debemos tomar el valor para enfrentar el medio al fracaso y saber que tenemos muchas chances de ganarle la batalla.

¿Es peor recibir un “no” a nunca intentarlo? Puede haber distintas respuestas para esa pregunta, sin embargo si nunca lo intentamos, nunca recibiremos un “sí”.

Es fundamental lograr la confianza que nos permita avanzar sobre lo que deseamos. Es importante tener siempre en la cabeza, que cuando el miedo paraliza, es una verdadera piedra en el camino y que nuestro futuro lo construimos con nuestras decisiones y con cada una de las acciones que realizamos cada día.

Parar perder el miedo, primero debemos creer en nosotros mismos y en nuestras condiciones. De esta manera, podremos estar más seguros en nuestra vida y en las relaciones que deseemos comenzar.

Anuncios

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Una respuesta to “Perder el miedo”

RSS Feed for AnOnImOsAtIpO Comments RSS Feed

El miedo a temor que tenemos los seres humanos es muy relativo en todos los sentidos de la palabra por eso nosotros debemos ser cuidadosos bien sea hasta para dar un paso atras o adelante siempre fijemonos donde descargamos la planta de nuestros pies porque de lo contrario podriamos resbalar huy y caer. de la misma forma es asi la vida y en los negocios, siempre que vayamos hacerlo, detengamonos a pensar, planifiquemos, observemos lo bueno y lo malo es decir nuestra vida siempre y siempre proyectemosla y veremos los resultados.


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: